Ya está. Tras dos años formándome en técnicas narrativas, cientos de lecturas, perfilando y ampliando mi mirada de escritor en campos como la filosofía, la estética o la psicología, analizando cómo funciona la industria editorial y muchas, muchas horas de escritura ante el teclado, puliendo, estructurando, creando, corrigiendo y arrojando folios a la papelera, aquí está mi primer proyecto literario; mi primera novela, mi primer libro de relatos. ¿Y ahora qué?

El Máster de Narrativa es el inicio de un carrera que dura una vida, la que el escritor construye día a día con su obra. Pero para empezar no está mal que al menos alguien te diga cómo, cuándo y dónde debes dar el primer paso. Este era el objetivo del primer ‘pitch’ literario que organizamos en 2018 y que repetiremos cada año. Un ‘pitch’ es una presentación verbal concisa de una idea para una película o serie de televisión —generalmente hecha por el guionista o el director— con el objetivo de encontrar financiación para su proyecto.

El pasado 26 de septiembre, en Escuela de Escritores decidimos organizar un ‘pitch’ en el que los alumnos del Máster de Narrativa pudieran presentar así sus proyectos narrativos a un grupo de editores. Belén Bermejo, del Grupo Editorial Planeta; Juan Casamayor, editor de Páginas de Espuma; Alberto Marcos, de Penguin Random House; Salomé Cohen, de Laguna Libros; el editor independiente Pablo Mazo; Lorena Carbajo, de Bala Perdida; Sol Salama, responsable de Editorial Tránsito y José Hamad, de Editorial Sexto Piso España, acogieron la idea con entusiasmo y pasaron una mañana escuchando las presentaciones de una treintena de alumnos y ex alumnos del Máster.

Algunos de esos proyectos narrativos están ahora sobre la mesa de los editores que mostraron interés en leer la obra completa tras la presentación. Un primer paso en la buena dirección.